Columna: Corre La Voz; Por Jorge Castro Noriega

by webmaster

CORRE LA VOZ

Por: Jorge Castro Noriega

  • Duelo de damas por Cancún: Ana Paty, Anahí y Marybel afilan las espadas
  • Si el género las baja, el “tú a tú” sería entre Jorge Aguilar y Pablo Bustamante
  • Le arman “grilla” al secretario del Bienestar por colores de tarjetas de apoyo social
  • Nostálgicos del poder, PRD, PAN, PRI, PT y Ricalde, cuestionan “Mujer es Vida”
  • Manipulación de campesinos, nuevo ‘modus vivendi’ de Hernán Villatoro

*************************

EN EL “QUÍTATE que ahí te voy” por Cancún, tres mujeres aspirantes de Morena-PVEM meten a fondo el acelerador para captar simpatías y popularidad hacia sus proyectos electorales. Ya las formas no se guardan mucho y el riesgo de caer en actos anticipados de precampaña no parece arrebatarle el sueño a ninguna.

Más suelta, con mayor confianza que cuando le entregaron la estafeta, la actual presidenta municipal, Ana Patricia Peralta, apuesta sus mejores cartas en los festejos por el 53 aniversario de Cancún, donde ha desarrollado en la última semana una serie de eventos deportivos, culturales y sociales, que si bien han caído en el ánimo de la ciudadanía que ha encontrado un momento de distracción, ésta no cede en su exigencia de mayor seguridad a la autoridad municipal. Y es ahí en donde Ana Paty tiene un boquete en la línea de flotación de su proyecto por la reelección, que urge atender y resolver a la de ya.

***************

CON “LUZ VERDE”, pero no del PVEM, sino de poderosas figuras dentro de Morena, la diputada federal Anahí González reparte su tiempo entre la LXV Legislatura en el Congreso de la Unión –donde representa al chetumalísimo Distrito 2 de Quintana Roo– con reuniones de posicionamiento en regiones populares y mercados de Cancún, donde busca que la noten, y la anoten, para el proceso del 2024 en el que quiere disputar la Presidencia Municipal.

La diputada es punta de lanza en el estado de los grupos de apoyo de Claudia Sheinbaum, la “corcholata” favorita en las preferencias –hasta ahora– para la sucesión presidencial, quien ha encontrado en la gobernadora Mara Lezama a una aliada insustituible y quien, a su vez, alienta a su pupila Anahí a hacerse notar en el territorio del norte, que es donde se librará la batalla pues, Chetumal, digamos que “ya fue”.

Mara, sin embargo, se mueve cautelosa en cuanto a sus definiciones por los tiradores a la silla de Palacio Nacional, aunque su reciente aparición en un foro virtual de Movilidad y Bienestar con Sheinbaum delata su simpatía por la única mujer en Morena que busca suceder al presidente López Obrador el próximo año.

Y es que, además, de resultar electa candidata presidencial la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, se comenta en el entorno de la gobernadora que ya tiene garantizado un espacio importantísimo en el gabinete federal. Que igual se lo pueden ofrecer o haber ofrecido Adán Augusto o Marcelo Ebrard, claro, pero las mujeres hoy están en su mejor momento y saben que juntas pueden más.

***************

INCANSABLE ASPIRANTE A la Presidencia Municipal de Benito Juárez, la senadora Marybel Villegas es la tercera en discordia. Entre “con permiso” y empujones, se va abriendo paso en las preferencias electorales de Cancún, donde ya tiene mucho camino recorrido desde su fallida campaña por la gubernatura. Si bien no cuajó, dejó siembra para la siguiente cosecha.

La legisladora federal ha aceitado y reactivado sus estructuras de proselitismo, que ya están de nuevo en función de catapultarla hacia la candidatura de Morena, que según ha prometido aplicar y respetar el método de encuestas para sacar a la mejor –hablando de mujeres– posicionada. Y es aquí donde Marybel le saca zancadas de ventaja a las otras dos.

Anda muy activa en el Senado, haciendo notar su trabajo, pero tampoco desaprovecha ninguna oportunidad para tocar base en las zonas marginadas de Cancún, donde está el voto duro de Morena, alimentado sin descanso con los programas sociales.

Además, Villegas Canché se anotó un buen tanto al votar a favor, como consejera nacional, de la continuidad de Mario Delgado como dirigente nacional de Morena.

Las dudas y los rencores del pasado ya quedaron subsanados y la senadora ya descartó por completo irse del partido, como muchas veces amagó. Se queda firme y lista para dar la pelea… una vez más.

***************

CLARO QUE EXISTE la posibilidad de que la alianza Morena-Verde dé un golpe de timón en la definición del género de su candidato a la Presidencia Municipal benitojuarese y decidan que sea hombre, por lo que Peralta, González y Villegas tendrían que ver en qué más participan.

En este escenario, saltan las figuras del eficientísimo secretario general del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio y del joven pero bien aterrizado Pablo Bustamante, secretario del Bienestar en Quintana Roo, a cuyo cargo están los principales programas asistenciales del Gobierno federal y quien maneja la mayor parte del presupuesto del estado para estos menesteres.

Es bola cantada por el PVEM de que en el proceso del 2024 puedan ir en alianzas parciales con Morena en algunos municipios… y Benito Juárez puede ser sin duda uno de ellos.

Hoy lo gobierna una alcaldesa emanada de sus filas, si bien por estrategia política se decantó por Morena. Pero por las venas de Ana Paty corre sangre verde y si bien no se le hace a ella la reelección, tiene la oportunidad de apuntalar a Pablo Bustamante haciendo un buen gobierno y dejando números favorables, sobre todo en materia de seguridad que, insistimos, es el cáncer que carcome al gran destino turístico Cancún.

***************

POR CIERTO, QUE el joven secretario del Bienestar en Quintana Roo salió a capotear los lances que desde el Congreso del estado le están haciendo algunos diputados de oposición, quienes lo han acusado de utilizar con fines electorales programas asistenciales como el de “Mujer es Vida”, anteponiendo incluso una denuncia en su contra por actos anticipados de campaña ante el Instituto Electoral de Quintana Roo.

Descartando que las tarjetas donde se reparten estos apoyos tengan trasfondo político, con todo y que ahora son de color verde y guinda, y ya no rosadas como lo eran antes, Pablo Bustamante asegura que dichos señalamientos son falsos, que sus detractores están desinformados y que sólo buscan sacar raja política ahora que el Gobierno, dijo, “está haciendo un gran trabajo”.

Rechazó que existan violaciones a la ley con el cambio del logotipo de la Secretaría del Bienestar y de sus colores, lo mismo que los apoyos económicos estén fluyendo sólo a mujeres militantes de Morena y del PVEM ya que, aseguró, las beneficiarias fueron seleccionadas en base a datos del INEGI y el Coneval, habiéndose entregado a la fecha más de 50 mil apoyos, “algo nunca visto –según el secretario– en la historia de Quintana Roo”.

***************

CONTEXTUALIZANDO EL ENTUERTO, el programa “Mujer es Vida” se creó para reemplazar el de “Hambre Cero” del anterior gobierno, por medio del cual únicamente brindaban apoyo alimentario en especie y los beneficiarios tenían que pagar, de su bolsa, $80 pesos mexicanos para poder acceder a él y era entregado a través de una Asociación Civil que no transparentaba mucho sus manejos.

“Mujer es Vida” es el primer programa del Gobierno estatal diseñado al cien por ciento para atender a las mujeres de Quintana Roo, una entidad donde más de 900 mil personas viven en pobreza. Lo promueve la gobernadora Mara Lezama a través de la Secretaría de Bienestar que dirige Pablo Bustamante, el cual opera en dos modalidades: distribución, directa y –¡ojo!– sin costo de paquetes de apoyos alimentarios, así como apoyos económicos complementarios para fortalecer el gasto familiar.

Tan sólo en su primera convocatoria fueron recibidas más de 125 mil solicitudes, de las cuales se validaron 45 mil (de 50 mil beneficiarias) de los once municipios del estado. La selección de los registros fue apegada apegada a los índices de medición de la pobreza y rezago alimentario de Coneval, por lo que se otorgó prioridad a las zonas con mayor necesidad alimentaria.

***************

PERO FIJADOS COMO son y debido a la tonalidad de las tarjetas entregadas (guinda y verde) de este programa, el Partido de la Revolución Democrática en Quintana Roo, que dirige Leobardo Rojas López, inició acciones legales en contra del secretario Pablo Bustamante y de la gobernadora Mara Lezama, al interponer una denuncia en el Ieqroo por supuestos actos preelectorales con fondos públicos.

Se sumaron a la andanada las diputadas Cinthya Millán, del PAN; Candy Ayuso, del PRI; Maritza Basurto, de Movimiento Ciudadano; la rebelde Alicia Tapia, del PT y el diputado convenientemente independiente, Julián Ricalde, quienes presentaron en el Congreso una iniciativa de exhorto para el Gobierno de Quintana Roo, secretarías, órganos autónomos y demás organismos que formen parte del ente público, para que se conduzcan con apego al artículo 134 Constitucional.

En sus tiempos de poder y gloria, todos estos partidos y algunos de quienes hoy los representan hicieron y deshicieron a su antojo con los programas sociales, sin mucha limpieza o transparencia que digamos. Pero hoy que está en puerta un proceso electoral donde solos o coaligados están de antemano fulminados, recurren como débil estrategia de sobrevivencia política a la descalificación de lo que ya ellos no pueden hacer… ni podrán en mucho tiempo.

***************

Y HABLANDO DE rebeldías y “fuego amigo” del Partido del Trabajo hacia sus aliados de Morena y el PVEM, el ex diputado petista y por años voraz explotador de la franquicia, Hernán Villatoro, autonombrado con el rimbombante –y kilométrico– cargo de coordinador de Autoridades Comunitarias, Agrarias, Municipales, Sistema Producto Maíz, Dignatarios Mayas y Otros Sectores Sociales, anda engatusando a campesinos del sur para que bloqueen carreteras y presionen a las autoridades a sentarse a negociar… ¡exacto, con él!

La semana pasada azuzó a habitantes de comunidades rurales de Bacalar y Othón P. Blanco para cerrar la carretera Cancún-Chetumal para exigirle al actual Gobierno que atienda el rezago social que no les cumplió el anterior, el de Carlos Joaquín, así como carreteras, bancos, gasolineras y seguridad, que formaban parte de un paquete de obras prometidas por el hoy embajador en Canadá y que, como a muchos otros tantos quintanarroenses, dejó colgados de la brocha.

A apagar la fogata enviaron al coordinador del Gabinete de Seguridad en el estado, José de la Peña, quien luego de negociar con los campesinos y el vivales “mediador” Hernán Villatoro, accedieron a liberar la vía en lo que se revisa en qué condiciones administrativas quedaron las obras prometidas.

Related Posts

Leave a Comment

LUNES A VIERNES 7:30 PM
no te pierdas
REPORTE QUINTANA ROO
Con Ramón Aguilar
Stay up to date
Don't miss out on the latest Industry news